logo teologia nordwste

Rolando Lazarte

Hoy es el día siguiente. Me trato de acostumbrar a mantener un cierto tiempo de espera frente a la partida de una persona amiga. Dejar que vaya llegando el sentimiento de qué es lo que esta persona dejó en mí, que la muerte no irá a borrar.

Me cuesta todavía pensar que no volveré a verte, Elías. Una parte mía se fue con vos. Quedará tu risa, quedará tu manera clara y directa de hablar, tu sentimiento de solidaridad incansable. La transparecia de tu alma, que llegaba de manera imediata a mi interior.

¡Cómo aprecio la simplicidad con que andabas entre nosotrxs! Sin ningún rebusque. ¡Cómo es grande el impacto de quien actúa por presencia! Esto es lo que me quedará de vos, Elías, sobre todo. Tu presencia. Ella me va a acompañar hasta que me toque a mí también ir hacia el lugar donde estás.